La Peña Bética de Cañada Rosal valió de amuleto para el Real Betis


En torno a una cincuentena de carrosaleños viajó el 7 de febrero a Sevilla para ver in situ el Betis-Valencia, cuyo postrero resultado redondeó una jornada dominical para enmarcar

Una temporada más, véase como anuario futbolístico que comprende los meses que van desde agosto hasta junio y que une dos años correlativos, la Peña Bética Cañada Rosal “Dorsal 3”, a pesar de la irregularidad y los constantes sinsabores del conjunto entrenado actualmente por Juan Merino, organizó un viaje para todos sus socios (y acompañantes) para seguir de cerca las evoluciones de su equipo de fútbol, el Real Betis Balompié, en partido oficial. En esta ocasión, los peñistas, tras varios intentos infructuosos, tuvieron a bien cuadrar el partido del pasado domingo 7 de febrero que enfrentó a los del barrio de Heliópolis frente al Valencia CF.

Como es habitual, siempre que una cita de este tipo tiene lugar, se promueve una comida de confraternización entre todos los viajeros, que se desarrolla en uno de los espacios descampados aledaños al Estadio Benito Villamarín. Así bien, el plan del día estableció la salida a eso de las 10 y media de la mañana desde las inmediaciones de la sede de la peña bética en el municipio. Cuando todo estaba previsto, el autobús colapsado de béticos partió hacia Sevilla completando un trayecto sin sobresaltos, tanto a la ida como a la vuelta.

En cuanto al desarrollo del partido en sí, los carrosaleños siguieron las evoluciones del fútbol de máximo nivel a unos metros de donde sucedía la acción, a escasa distancia del terreno de juego, ya que la zona del campo elegida fue la tribuna baja de preferencia del coliseo verdiblanco. Ya en la grada, el grupo de béticos coincidieron con múltiples rostros conocidos, entre los que se encontraban jugadores del primer equipo no convocados para el partido principalmente, con los cuales no dudaron en fotografiarse.

El duelo futbolístico, correspondiente a la 23ª jornada del calendario de Primera División, se resolvió de la mejor manera posible para los intereses del conjunto local así como para la cincuentena de aficionados desplazados: el Betis venció 1-0 al Valencia con gol de Rubén Castro. El contingente representante de la peña bética carrosaleña “se puede dar con un canto en los dientes”, ya que presenciaron una de las dos victorias –de 12 partidos- que el club verdiblanco ha sumado a lo largo de toda la temporada 2015-2016.

Similitudes con el viaje de la Peña Sevillista

Gary Neville, entrenador ché, arribó al Villamarín con su futuro pendiendo de un hilo y, aunque en las últimas semanas ha enderezado el rumbo de los valencianistas, salió muy tocado tras la derrota en Heliópolis. En la misma dirección, cabe apuntar que los integrantes de la Peña Sevillista local que viajaron esta temporada al Ramón Sánchez-Pizjuán asistieron a la victoria del Sevilla frente al propio Valencia, en una cita que supuso el relevo en el banquillo de la entidad de Peter Lim, ya que Nuno Espírito Santo fue reemplazado por Neville.