Baño de masas en la campaña “Súmate al Rosa”


La exposición fotográfica en solidaridad contra el cáncer de mama, llevada a cabo el sábado 24 de octubre y organizada por la Junta Local de la AECC, convirtió el Paseo Carlos III en una enorme galería con más de 500 instantáneas en las que el rosa era el protagonista

Por enésima ocasión, el pueblo de Cañada Rosal ha vuelto a dar buena muestra de su capacidad de involucración en causas solidarias, en este caso el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama (19 de octubre) ha constituido el motivo de peso. La exposición de fotos para la concienciación del cáncer de mama se tradujo en una concentración multitudinaria de gente que tuvo lugar el pasado sábado y que inundó de solidaridad el Paseo Carlos III del municipio, convertido en el centro de reunión de los ciudadanos.

Bajo la dirección y planificación exclusiva de la Junta Local de la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) de Cañada Rosal desde semanas atrás –entre otras iniciativas como la Carrera de la Mujer, que también tiene lugar en estas fechas-, la actividad supuso la movilización de una gran parte de la ciudadanía carrosaleña, la cual se activó para realizarse las fotografías con una prenda o algún complemento de color rosa. De este modo, el grueso de la población ha respondido a la campaña #súmatealrosa, promovida a lo largo y ancho del territorio nacional, y para la que se ha contado con el apoyo desde las personas más influyentes y conocidas del país hasta las más anónimas, todas ellas han puesto su granito de arena para secundar dicha campaña de sensibilización contra este tipo de cáncer.

Prácticamente, desde comienzos del mes de octubre comenzaron a proliferar por las redes sociales –vía ‘facebook’ principalmente- una ingente cantidad de fotografías, algunas de ellas de lo más ingeniosas, otras más comunes, en familia, con los compañeros de trabajo, entre amigos, padres o madres con sus hijos, bebés con apenas meses de vida y un largo etcétera pusieron su granito de arena hasta llegar a alcanzar las 562 fotos que se expusieron a la vista de todos en los llamados “tendederos de la esperanza”, como los calificaba Lola Herrera, directiva de la Junta Local.

Así bien, la jornada de sábado alteró la actividad frecuente del Paseo Carlos III, centenares de carrosaleños y carrosaleñas se dieron cita para contemplar el sinfín de imágenes repartidas por todo el paseo, las cuales fueron regaladas a los protagonistas de cada una de ellas al término de la exposición. Todos los allí presentes entregaron su aportación económica, cada cual lo que buenamente pudo de manera totalmente desinteresada; de igual forma, los organizadores contaron con el ofrecimiento de diferentes personas y empresas locales, que colaboraron para que esta iniciativa tome cuerpo y se asiente año tras año. En el certamen fotográfico de este año, como novedad respecto al pasado, se habilitaron varios puestos en los se ofrecían algunos artículos, con detalles de color rosa como motivo común, a coste muy reducido.

Es de obligada mención informar que el cáncer de mama es la primera causa de mortalidad por cáncer en mujeres en España, cada año se diagnostican más de 63.000 nuevos casos. Debido a esto, cualquier ayuda que se efectúe, por pequeña que sea, resulta beneficiosa para el conjunto de la población, ya que ésta es indispensable para continuar la investigación con el fin de encontrar nuevas formas de prevenir, diagnosticar y tratar la enfermedad. La Asociación Española Contra el Cáncer anuncia que ha destinado casi 3 millones de euros en prácticas investigadoras. De una u otra forma, mejorar la calidad de vida de las mujeres que sufren cáncer de mama y sus respectivas familias está en la mano de todos.

Para terminar, el broche final a la cita sabatina vespertina, que supuso que el Paseo Carlos III se transformara en un hervidero de gente por una causa unánime, lo puso María Hans Caro, presidenta de la Junta Local de la AECC de Cañada Rosal, dando lectura al manifiesto confeccionado para el día 19 de octubre. En definitiva, se puede afirmar que la concienciación en Cañada Rosal es un hecho.