Día Internacional del Mayor


El pasado viernes 2 de octubre la Casa de la Cultura acogió una obra de teatro, titulada “Eloisa está debajo de un almendro”, interpretado por la compañía “La Fablilla Teatro”. La función, dirigida al público de más edad de Cañada Rosal, computó una notable asistencia

El trato exquisito y distintivo que Cañada Rosal ofrece hacia su población de edad más avanzada es una de las señas de identidad que caracteriza al municipio. Este sector de la ciudadanía es el que requiere mayor cuidado y atención, la experiencia y memoria del anciano siempre está presta al servicio del resto en pos de mejorar y modificar los errores en los que se incurrieron en el pasado; su conocimiento constituye un valor intangible de vital importancia de cara a la progresión paulatina de los lugares en los que habitan.

El 1 de octubre de este 2015 se cumple el 25 aniversario desde que las Naciones Unidas acordaran que el primero de octubre fuera estipulado como el Día Internacional de las Personas de Edad. Así pues, el Ayuntamiento de Cañada Rosal, en una actividad que muestra el cuidado que el consistorio municipal le dedica al colectivo más vetusto, organizó un representación teatral –denominada “Eloísa está debajo de un almendro”- de la compañía “La Fablilla Teatro”, la cual contó con la colaboración del Área de Ciudadanía, Participación y Cultura de la Diputación de Sevilla.

La obra de teatro, antes de la misma se ofreció una merienda para todos los presentes, comenzó pasadas las 6 de la tarde, registrándose una copiosa concurrencia de público en el inmueble municipal, que se quedó pequeño para tal evento. “Eloísa está debajo de un almendro”, escrita por Enrique Jardiel Poncela y estrenada en el Teatro de la Comedia de Madrid en 1940, relata las peripecias de Fernando y su prometida, Mariana, así como de sus respectivas familias, un tanto chaladas, al verse envueltos en el misterio de la desaparición, años atrás, de Eloísa, una mujer que tenía un sospechoso parecido físico con Mariana; estamos ante una comedia entretenida y divertida. Una nómina de actores amplia –en torno a la quincena- posibilitó la multiplicidad de papeles e intercambios de los mismos, en una sucesión de escenas repletas de humor, cuyo desarrollo se prolongó más allá de la hora y media de duración.

La Delegación de Bienestar Social junto a la Delegación de Cultura de Cañada Rosal (con José Antonio Rodríguez Muñoz “Lilo” estrenando cargo) reeditó la actividad teatral que tuvo lugar el pasado año. Asimismo, la mayoría de los usuarios internos de la Residencia de Ancianos “San Joaquín y Santa Ana” se sumaron a la actividad y acudieron a disfrutar de una tarde diferente y muy distendida.