VI Carrera Popular de las Nuevas Poblaciones


La prueba que une los municipios de Cañada Rosal, El Campillo y La Luisiana se llevó a cabo la mañana del pasado domingo 27 de septiembre. En esta edición, a modo de recuerdo, se ha rendido tributo a las figuras de Manuel López Cardoso y Manuel Albalá Molina

La sexta edición de la carrera de las Nuevas Poblaciones supuso una muestra más de que, cuando las circunstancias lo requieren, el deporte y la solidaridad se dan la mano y motivan que las emociones florezcan. El último fin de semana de septiembre fue el elegido para dar continuidad a una cita con el atletismo de fondo que tuvo su inicio en 2009 y que cada año alterna el lugar de la salida y la meta entre los municipios de La Luisiana y Cañada Rosal, actuando El Campillo como enlace entre éstos.

En marzo de 2014, fecha de la anterior edición, el pistoletazo de salida se dio en La Luisiana y los corredores efectuaron su llegada en el Parque Blas Infante; pues bien, este año fue a la inversa, los primeros metros de distancia discurrieron por las calles de Cañada Rosal para que los últimos compases de la jornada deportiva culminaran en el núcleo urbano de La Luisiana.

La VI Carrera Popular de las Nuevas Poblaciones comenzó a las 9:30 de la mañana, la inscripción para la misma era de 7 € y su recorrido era de 11 kilómetros. La prueba comarcal contó con una notable nómina de atletas, traducida a datos numéricos, de 220 participantes. Hay que subrayar que, de los municipios anfitriones, Cañada Rosal fue el que más participación local aportó a la cita, los carrosaleños sumaron un número de 41 corredores del total, en torno al 20 %. Lógicamente, junto a los participantes de Cañada Rosal, El Campillo y La Luisiana, se unieron muchos de Écija y Palma de Río, dada la proximidad geográfica.

Manuel López Cardoso y Manuel Albalá Molina

En esta ocasión, la organización de la prueba –los ayuntamientos de La Luisiana y Cañada Rosal y los respectivos clubes deportivos- decidió dedicar la cita deportiva a dos reconocidas figuras del deporte comarcal, dos personas tristemente desaparecidas. El carrosaleño Manuel López y el campiñés Manuel Albalá mostraron a lo largo de su vida una gran pasión hacia el deporte y, en especial, hacia el atletismo. Ambos, fallecidos con apenas cincuenta años y de manera inesperada, han dejado un gran vacío entre los aficionados al deporte en general.

Referencia para muchos en sus pueblos, los homónimos corredores nunca pasaban inadvertidos. Antes del acto de entrega de trofeos, Emilio Gordillo y José Losada, alcaldes de La Luisiana y Cañada Rosal respectivamente, obsequiaron a las familias de ambos “Manueles” con una placa de recuerdo de la carrera en tributo a ellos. Como homenaje al carrosaleño Manuel, hay que resaltar, como hecho sobresaliente, que el grueso de su familia logró completar la carrera, algunos pese a no estar plenamente preparados, entrando a meta en grupo dedicando la llegada a su familiar. Por su lado, el Manuel campiñés, tampoco se quedó sin su tributo, su sobrino David Albalá, de Cañada Rosal, corrió con una equipación que rezaba, en la parte trasera, una frase: “Tito, hoy y siempre correremos juntos. Manuel Albalá Molina”. A veces, el deporte puede ser mucho más que deporte.