Charlamos con... Beatriz Martínez


Joven, preparada y con ambición. Beatriz estrenó su cargo al mando del área de fiestas del Ayuntamiento de Cañada Rosal por todo lo alto; la Feria y Fiestas en honor a San Joaquín y Santa Ana de 2015 ha constituido el punto inicial en su andadura como concejala

En muchos ámbitos de la vida –y de la política-, se habla constantemente de la famosa “savia nueva” y de la necesidad de apostar por la regeneración. Pues bien, la nueva corporación legislativa, que estará al frente del consistorio carrosaleño a lo largo del mandato que va desde 2015 a 2019, si nada se tuerce, ha confiado una concejalía de peso a una joven carrosaleña inexperta en estas lides. A sus 27 años, licenciada en Administración y Dirección de Empresa y recién estrenada en una lista electoral, Beatriz se embarca en este proyecto que comandará durante los próximos 4 años. Tenemos el honor de que nos reciba, detalle que agradecemos públicamente. Además, nos permitimos el lujo de tutear a toda una concejala...

La vida da muchas vueltas y nunca sabemos a ciencia cierta que nos deparará el futuro más inmediato. Seguramente, si hace un tiempo te dicen que vas a ser la concejala de fiestas de tu pueblo tomarías por chalada a esa “vidente”, ¿cuáles han sido tus pasos hasta llegar a ser la persona en la que hoy te has convertido?

Primeramente, tengo que decir que mi infancia se sucedió por el centro del pueblo, sobre todo en la Plaza Santa Ana así como en la tienda de mi abuela, “Ultramarinos Piñita”; recuerdo cuando jugaba con mis amigos y amigas a “blanco y negro” (un juego que se valía de las losas que formaban el pavimento de la plaza, en toda su superficie, unas blancas y otras negras; y consistía en que aquellos que estaban en la franja negra tenían que conseguir pasar a la blanca).

Desde chica, siempre fui una niña muy participativa en todas las actividades que tenían lugar en el pueblo. Asimismo, estuve apuntada a voleibol e incluso un año fuimos campeonas de la comarca, en un equipo en el que jugaban una gran parte de mi grupo de amigas (Mari Carmen, Laura, Mónica, Tamara, Fany, etc.) y éramos entrenadas por “Mona” y Mario “el Vito”.

En definitiva, desde mis primeros años, he vivido con mucho entusiasmo las tradiciones del pueblo, formando parte de todo aquello que se llevaba a cabo. Creo que influye mucho el factor de que la localización de la casa de mis padres haya estado dónde está aún actualmente, ya que lo pillaba todo a mano.

Completé bachillerato en Écija para más tarde hacer lo propio en la universidad, optando por la Diplomatura de Ciencias Empresariales -3 años- y después decidí ampliar 2 años más mi carrera universitaria para obtener la Licenciatura en Dirección y Administración de Empresas. Asimismo, aproveché una beca Erasmus para hacer mi último curso en Le Havre (ciudad situada al noroeste de Francia, en Normandía), una experiencia que me ha aportado mucho personal y profesionalmente. Así bien, una vez terminé mi periplo estudiantil, comencé a trabajar en una oficina de seguros en Écija, en la que he permanecido hasta el mes pasado.

¿En qué momento se produce el acercamiento a la política local? ¿Qué factores motivan que entres a formar parte del equipo de gobierno de Cañada Rosal?

Pepe Losada es quien me propone formar parte de las listas electorales, en un principio, y pertenecer al consejo municipal posteriormente y, sinceramente, casi ni me lo pensé, al día siguiente le contesté afirmativamente ya que me agradó la idea. Los factores principales los motiva el pueblo básicamente, pienso que es un periodo bonito del que voy a disfrutar y aprender mucho.

Si nos retrasamos en el tiempo, tomas posesión como integrante del renovado grupo de concejales a comienzos de junio, ¿cómo ha transcurrido el tiempo a partir de tu nombramiento? ¿Ha cambiado en algo tu vida diaria?

Desde el primer momento, he llevado todo este proceso con total normalidad y es verdad que la gente me habla más, me hacen críticas, las cuales tomo de manera constructiva, para mejorar. Ya que estoy aquí, deseo hacer las cosas lo mejor posible para el pueblo y, aunque sé que a gusto de todos es imposible, por lo menos que se hagan bien. Como cambios en mi vida, no he notado nada fuera de lo normal.

Políticamente hablando, ¿qué miras te marcas con respecto a un futuro a largo plazo? ¿Valoras la posibilidad de crecer, simplemente mantenerte o, en cambio, entiendes que es algo temporal y tu andadura como política local tocará a su fin con prontitud?

Sinceramente, no me considero una política, yo he entrado a formar parte de este grupo por mi dedicación y cariño hacia Cañada, quiero dejar claro no persigo el objetivo de conseguir un puesto de trabajo definitivo. Ahora mismo, sé dónde estoy, voy a apostar por estos próximos 4 años sin pensar en más allá, aunque con la posibilidad de prolongar el compromiso con mi pueblo.

Desde tu puesto de concejala de fiestas, ¿qué valoración haces de tu primera experiencia en esta pasada Feria 2015?

Tengo que decir que ha sido una vivencia muy bonita para la cual he trabajado mucho y también he contado con el apoyo incondicional del anterior concejal y de José Losada; además, siempre que he tenido dudas mis compañeros me han ayudado sin ningún tipo de problemas. Todo ha salido según lo previsto, aunque siempre surgen variaciones inesperadas de última hora se fueron solventando sin más consecuencias. Me quedo con el buen transcurrir de las fiestas, cuya organización ya la afrontaré de manera exclusiva el año que viene.

Si pulsamos la opinión de la ciudadanía, en materia de lo que ha significado la feria para la misma, la mayoría valora en positivo la función de los fuegos artificiales principalmente y por encima del resto de elementos; otros critican la “falta de ambiente”, ¿a qué “ingredientes” de las recientes fiestas haría alusión la concejala?

Pues, directamente, empezando con la noche inaugural, el concierto de Los Maleantes, que tuvo lugar en la Caseta de la Juventud, cuya actuación se aprobó pensando en los más jóvenes y tuvo una muy buena aceptación. Por otro lado, la feria por la tarde sucedida en el Parque Blas Infante, especialmente la fiesta de la espuma infantil, fue un éxito porque una gran cantidad de niños lo pasaron realmente bien; hay que pensar también que la feria debe ser un producto ideado para todas las edades. Entre las actuaciones que se produjeron en la Caseta Municipal, cabe resaltar la actuación de La Copla, ante la que mucha gente se mostraba reticente, que abarrotó el recinto de la plaza. Personalmente, la corrida de toros mixta me encandiló: Miguel Ángel Delgado completó una tarde notable, toreando con mucha valentía, y nuestro novillero “Primi” se mostró muy decidido. Y, cómo no, para terminar, el broche final con los fuegos artificiales, una función que gustó a todo el mundo, prueba de ello la enorme asistencia a la misma.

Tomas el relevo de José Antonio Muñoz, más conocido como “el Lilo”, quien habrá sido de gran apoyo para la organización de estas fiestas, ¿qué opinión te merece tu antecesor en el puesto?

Creo que es una persona seria, muy responsable y que ha llevado su cargo de forma excelente en las dos últimas legislaturas; me ha transmitido todo lo que ser encargado del área de fiestas lleva consigo, aunque yo ya tome mis propias decisiones en consecuencia. Ha sabido orientarme y llevarme por el buen camino y destaco su labor nuevamente, porque desde que he accedido a mis funciones, he comprobado de primera mano la responsabilidad y el trabajo que hay detrás de esto, que no es para nada fácil. En conclusión, lo considero una persona con mucha paciencia y saber estar.

Aunque hayas tenido un corto espacio de tiempo para tomar conciencia en este aspecto, pero, ¿cómo influye en tu área de trabajo la crisis económica en la que sigue sumida la mayor parte del país y a muchos españoles está asfixiando?

Soy consciente que, desde que comenzara la crisis años atrás, se han venido recortando los recursos monetarios, motivo por el cual se condicionan la contrataciones de los diversos grupos y actuaciones de música elegidos para la feria, por ejemplo. Pero quiero resaltar que las adversidades se combaten y superan con trabajo, ilusión e inventiva, a veces.

En lo que al terreno laboral respecta, ¿te impide o limita tu ocupación la tarea que llevas a cabo desde la Delegación de Fiestas?

Bueno, como ya he hablado antes, he estado trabajando hasta julio y, en el corto tiempo que he compaginado mi ocupación laboral con la concejalía, para nada me impide el desempeño de mis funciones. Hablando por mí, me organizo mis horas y se puede llevar perfectamente, aunque es verdad que los días más intensos de feria, que es la festividad más significativa que he vivido por otro lado (risas), tienes que dejar un poco a un lado tus planes personales.

Como toda persona que llega a un lugar desconocido y asume responsabilidades de mucho valor, ¿cómo es la relación con tus compañeros de la corporación municipal?

Tengo la suerte de conocer a la mayoría del grupo previamente a esta nueva etapa, detalle que ayuda a trabajar con ellos; y a los que no conocía, o tenía menos tratados porque aquí en Cañada nos conocemos todos, me han aceptado estupendamente, apoyándome en todo lo necesario, así que la adaptación ha salido a pedir de boca en todos los aspectos.

Como carrosaleña y, desde hace unos meses, desde tu nuevo punto de vista, ¿qué tradiciones festivas destacarías del municipio? ¿Tienes alguna idea en mente para impulsar alguna de ellas?

Destacar, como todos sabemos, la fiesta culmen es la feria porque son 4 días muy intensos en los que más nos volcamos y también disponemos de un amplio surtido de actuaciones y actividades, pero también subrayaría los carnavales y la romería, sin olvidarme de nuestra tradición más arraigada como es la de los huevos pintados. En cuanto a la segunda cuestión, mis pensamientos son innovadores, pero no quiero desvelar nada hasta llegado el momento, para que cause sorpresa a los vecinos... (risas).

Tuyo es este medio para dirigirte a tus paisanos...

Quiero que sepan los carrosaleños y carrosaleñas que he aceptado este cargo con responsabilidad, ganas de emprender y hacerlo bien, pretendo trabajar para que todos nos sintamos orgullosos de nuestras fiestas y tradiciones y fomentar las mismas de cara a generar la llegada de gente de fuera de las fronteras de nuestro municipio.