Concentración canina de ‘Pomerania’ en Cañada Rosal


El pasado domingo 16 de noviembre tuvo lugar un encuentro entre los dueños de perros de la raza Spitz-Pomerania. Tras otras quedadas, el municipio carrosaleño fue el lugar de reunión que agrupó a un mayor número de participantes

Las nuevas tecnologías y, sobre todo, las nuevas formas de comunicación –véase las redes sociales como ejemplo más claro-, derivadas de las primeras, están dando pasos hacia una globalización veloz; consiguiéndose propósitos inimaginables hasta hace unos años. Y, sin ir más lejos, el Parque Blas Infante de nuestra localidad fue testigo de uno de estos logros de una nueva sociedad mediatizada.

Pues bien, en el Parque Blas Infante, acondicionado para la quedada con numerosas ‘barreras’ que impedían que los animales se escaparan del recinto, se daban cita los dueños de un tipo de perro, por así decirlo, con sus respectivos ejemplares, claro está. Este tipo de perro pertenece a una raza denominada ‘Spitz’, que tiene en la ‘Pomerania’ su clase más significativa, y que es muy poco común (en Cañada Rosal podemos contar con los dedos de una mano los dueños de ‘pomerania’). “Son muy cariñosos, aunque parecen tranquilos, a veces son nerviosos, el pelaje y demás curiosidades”, éstas eran las palabras de José Manuel Fílter Ramírez, promotor de esta concentración en el pueblo, tratando de explicar las curiosidades de los ‘Pomerania’.

Muchos se preguntarán cuál es el nexo de unión de personas llegadas desde poblaciones de la provincia de Córdoba, Cádiz y Málaga principalmente, además de la de Sevilla, claro está. Por tanto, llegados a este punto es consecuente explicar la génesis de estos encuentros: por medio de la red social Facebook, tuvo lugar la creación de un grupo que agruparía a todos cuantos quisieran unirse a él con la condición sine qua non de que el usuario tuviera, como no, un ejemplar de ‘Pomerania’. La creadora del grupo, Mari Carmen Fopiani Castillo, residente en la ciudad de Cádiz y gran aficionada a los animales, expresó: “Yo creé el grupo en Facebook, poco a poco se fue agregando gente y la quedada de aquí es la segunda”. Además, daba las gracias al ayuntamiento carrosaleño que hizo posible el encuentro habilitando el parque para la actividad.

La quedada organizada por este conjunto de personas poseedoras de ‘Pomerania’ persigue un fin principal, como es el de agrupar a un grupo considerable de ejemplares para que se diviertan y jueguen entre ellos, y, en consecuencia, propicia que los dueños de los animales puedan crear vínculos de amistad entre sí. De todas las convocatorias, la celebrada en Cañada es la que ha tenido un mayor índice participativo, debido principalmente a que se encuentra en un punto intermedio para los integrantes del grupo; además de ser la más completa, puesto que cada participante ha llevado algo para picar y así almorzar juntos. Los planes futuros se dirimen a través de un grupo de WhatsApp, que existe aparte del de Facebook, y consisten en organizar futuras quedadas, con la condición de que vaya rotando el lugar en cada una de ellas. En resumidas cuentas, un movimiento peculiar y significativo, fuera de lo común y digno de reseñar para que sea conocido.